LA WEB DEL AMOR

Mitos y leyendas de Amor

Mitos y leyendas de Amor

La palabra leyenda proviene del latín legenda del gerundivo legere, leer, pero, aun con estos antecedentes, muchas de las leyendas que nos han llegado tienen su origen en la tradición oral, en la transmisión verbal de generación en generación, que ha ido variando su historia primitiva y, a menudo, añadiéndoles elementos imaginativos o fantásticos.
La definición que nos da el diccionario es la siguiente: "Relación de sucesos que tienen más de tradicionales o maravillosos que históricos o verdaderos", aunque si yo tuviera que definirla lo haría como que se trata de una narración un poco en "tierra de nadie", a medio camino entre la historia verídica y la imaginación. Si exceptuamos las leyendas mitológicas y fantásticas, las que presentan otras temáticas: religiosas, históricas, de amor... bien podría decirse que tuvieron un sustrato real, lo que, sin duda, les brinda un mayor atractivo de cara al lector.
La leyenda goza de un carácter universal, en el espacio y en el tiempo. Todas las civilizaciones, todas las religiones y todos los países del mundo tienen las suyas pertenecientes a su acervo popular, que cuentan y cuentan aquellas historias que se pierden en la noche de los siglos y que nos han llegado como destellos lejanos de ideas, creencias y aconteceres a los que sólo tenemos acceso a través de estas maravillosas narraciones. La leyenda presenta, además, el valor añadido de que no tiene que ser cierta para que se crea en ella.
En absoluto, debe considerarse a la leyenda como un género menor, pues grandes firmas de la literatura universal la han cultivado dejándonos narraciones de belleza incomparable. De entre ellas podríamos destacar las de Bécquer, el gran romántico, que las supo dotar de ese halo de misterio y pasión, tan propios de este movimiento social, histórico y literario, o el inglés Walter Scott, autor de novelas históricas de gran renombre y narrador de leyendas muy hermosas.
Descubrir el mundo de la leyenda es adentrarse en un territorio mágico, poético, con la fuerza de la tradición y el encanto de la fantasía. Es disfrutar de la emoción de unos relatos maravillosos, donde comparten página los más valientes guerreros con los amantes más desdichados, moros y cristianos en duras peleas y también en historias plenas de caballerosidad por ambas partes, vírgenes y santos, hacedores de milagros, con héroes mitológicos, narraciones del romancero con el origen mítico de las más bellas flores... Las leyendas nos hacen sentir la fascinación de un espacio narrativo que, con frecuencia, toca la fibra más sensible de nuestro corazón y de nuestra imaginación.
El amor es uno de los sentimientos que más se presta al género de las leyendas y son incontables, en todo el orbe, las que nos hablan de enamorados, felices o desgraciados, que han vivido multitud de avatares en aras de conseguir o conservar a su objeto de deseo. Historias, en ocasiones increíbles, sensaciones perturbadoras, decisiones heroicas o incluso actos indignos, han tejido, a lo largo de los siglos, miles de leyendas sobre el más sublime y, en ocasiones el más penoso, de los afectos que envuelve a los seres humanos.


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=